Holograma Gaudí Corporación Gaudí de Triana


En 1922, el fraile franciscano Angélico Aranda envió –desde Rancagua a Barcelona– una carta al reconocido arquitecto Antoni Gaudí. Junto con plasmar la admiración por su trabajo, en ella solicitaba el diseño de una capilla donde honrar a Nuestra Señora de los Ángeles. De manera inesperada, el español le correspondió afectuosamente y obsequiándole dos dibujos de una porciúncula que, en principio, formaría parte de su creación más alabada: el Templo de la Sagrada Familia. Se trataría, así, de la primera obra de Gaudí edificada fuera su país natal, cuyos trabajos comenzarán este mismo 2015 en la capital de la sexta región.

A comienzos de año, desde la Corporación Gaudí de Triana se nos encargó la realización de una instalación museográfica que permitiese a la ciudadanía conocer –de forma atractiva y experiencial– el inédito diálogo que sostuvieron ambos personajes. Como resultado, ideamos una videoinstalación ambientada en la pieza del sacerdote, donde basándonos en el empleo de la luz, retroproyectamos en una tela traslúcida la imagen en movimiento del fraile y el ejercicio a escala de su escritura. En otras palabras, se trató de un holograma que, complementado con voces y musicalización, narra la historia del intercambio de cartas entre Angélico Aranda y Antoni Gaudí.

De manera indefinida, la muestra está abierta para todo público en el Centro Cultural Gaudí de Triana, ubicado en el segundo piso de la Gobernación de Cachapoal (Germán Riesco 344, esquina Plaza Los Héroes, Rancagua). Las dependencias cuentan también con una exposición de la vida y obra del arquitecto, y la maqueta de la Capilla Nuestra Señora de los Ángeles. Nosotros, desde ya les compartimos la invitación a visitar la instalación y conocer más sobre este importante proyecto la ciudad y el país. Más información, pueden solicitarla en secretariaejecutiva@gaudichile.cl
retin a australia buy onlinewhere to buy genuine kamagra